Prácticas de la educación a distancia para quedarse

Con las vacunas en el panorama se asoma una esperanza para volver (quizá) a lo que considerábamos como normalidad, y como aún es incierto el tiempo que queda para volver a las aulas físicas vale la pena hacer un repaso de las prácticas de enseñanza que consideramos pueden traducirse perfectamente a cualquier modalidad, ya sea a distancia en cualquiera de los sistemas para escuelas, presencial o hibrida, por eso este mes les compartimos algunas de las que consideramos mas relevantes.

La importancia de las relaciones personales

Conocer bien a los alumnos siempre ha sido una parte esencial para un maestro exitoso, pero generar esa confianza a la distancia ha complicado las cosas. Hoy más que nunca, nos podemos dar cuenta de que, si nuestros estudiantes saben que nos preocupamos por ellos, es más probable que trabajen mejor, lo que puede traducirse en cosas tan básicas como lograr que todos enciendan las cámaras en su plataforma educativa o mantener la atención durante toda la clase.

  • Es posible (y comprensible) que algunos profesores se comprometan más con quiénes parezcan poner más atención, pero también puede que la participación no sea tan evidente en los estudiantes que procesan mejor internamente en lugar de verbalmente, por lo tanto, podemos ajustar la forma en la que definimos quién está involucrado en nuestras clases o no. Por ejemplo, en lugar de recompensar constantemente a los estudiantes más verbales con atención adicional, podrían variar los métodos de forma continua.
  • Los estudiantes podrían tener la oportunidad de compartir sus ideas de diversas formas, como escribir lo que han aprendido en breves fragmentos, hablar con un compañero o demostrar un concepto a través de una actividad creativa.
  • En lugar de discutir un artículo, los estudiantes pueden anotar sus ideas y publicarlas en un tablero (real o electrónico) y luego reaccionarlas entre sí. Si queremos hablar sobre un problema de matemáticas, pueden anotar sus respuestas en sus cuadernos y mostrarlas a toda la clase para que todos puedan analizar cómo fueron abordados.

En otras palabras, mantener relaciones sólidas con los estudiantes se basa en brindarles a todos la misma oportunidad de expresarse de una manera que tenga sentido para ellos.